El secreto del éxito es ofender al mayor número de personas

frase-el_secreto_del_exito_es_ofender_al_mayor_numero_de_personas_-george_bernard_shaw

Lo importante no es lo que dicen de ti, sino lo que NO dicen de ti.

Es curioso, pero en tiempos de crisis siempre, siempre, siempre las personas quieren dar a conocer lo que dicen de ellos.

Hace unos días que observo que tanto las empresas como los profesionales independientes están utilizando sus llamados “smiles” o recomendaciones en sus CV, sus páginas Web o incluso realizando un simple copia y pega de lo que sus contactos cuentan de ellos en linkedin, siendo algo que me personalmente me irrita.

Quizá sea alguien atípico, pero ¿Realmente es necesario? ¿Realmente necesitamos que los demás hablen de nosotros y nos piropeen?

Pensemos por un momento. Yo soy un cliente y quiero contratar tus servicios. Estoy perdido. No sé que necesito realmente y si tu me puedes ayudar. ¿Qué ocurre si un cliente de mi sector habla bien de ti y dice lo mucho que le has ayudado?

  1. Querrá que les hagas lo mismo.
  2. Que se lo hagas igual, mejor y por supuesto, más barato y en menos tiempo.
  3. NO conseguirás realmente hacer bien tu trabajo, tu cliente ya estará enfocado a una solución y no a contarte su problema.
  4. El no tiene un buen plan de marketing, el conseguirá que tu hagas un buen plan de marketing.
  5. Dará su opinión y querrá que la apliques si o sí porque él es el que sabe hacer las cosas, no tu.
  6. etc.

Y así y como dicen en Toy Story… “Hasta el infinito y más allá”.

¿Y qué alternativa tengo para que hablen bien de mi?

Lo pondré alto y claro, LOS RESULTADOS:

  1. Si haces bien tu trabajo tus clientes te recomendarán, no porque les hayas dejado hacer lo que quieran y les caigas bien, sino porque les has hecho ver, les has impuesto, tu criterio. Tu eres su solución.
  2. Si haces bien tu trabajo, tendrás resultados, tus clientes tendrán resultados y la competencia y gente de su sector lo verá y te pedirá ayuda.

¿Pero sí son del mismo sector? ¿Cómo lo hago? ¿Lo puedo hacer?

CLARO QUE PUEDES. Todo depende de ti y de TUS BUENAS PRÁCTICAS y de QUE SEPAS HACERLO.

Pongamos un ejemplo real, y siendo honesto, el mío.

El cliente de un cliente mío (estas cosas ocurren si trabajas bien), llevaba un tiempo contacto conmigo para ver como podíamos colaborar y ver cómo podíamos colaborar, pero claro, yo tenía un problema.

Este problema era que mi cliente quería montar una tienda online y que esta competería con su cliente y, si yo hubiera aceptado en un primer momento, tendría un gran problema. ¿Dos tiendas del mismo sector? ¿y una distribuye a otra?

¿Cual fue la solución? Desestimar la tienda del distribuidor pero realizar otra propuesta, de mayor tiempo en cuanto a la obtención de beneficios, pero igual de importante o mejor y, encima, de mayor trabajo para mi y consiguiendo además así llevar la tienda del cliente al que distribuye.

Esto es un ejemplo “real” de lo que ocurre cuando evitas que hablen de ti y de que trabajes en silencio y, porque no decir, de <<El secreto del éxito es ofender al mayor número de personas>> como bien dice George Bernard Shaw.

¿Por qué eso de “El secreto del éxito es ofender al mayor número de personas” ?

Supongamos que en tiempo de crisis como la que estamos pasando todos vendemos de, como dicen, color de rosa, y pedimos a nuestros clientes que hablen de nosotros, que opinen de nosotros.

¿Realmente vas a dejar a alguien que no conoce tu trabajo, tu método de trabajo que hable de ti? ¿A alguien que sólo ha visto los resultados pero que no sabe como lo has conseguido?

¿Y si mejor no lo hacemos? ¿Y sí mejor sólo hablamos de los clientes que creamos oportunos?¿Y no por los que mayor y mejor éxito hayan tenido, que también se puede hacer, sino de los sectores que sabes que tienen problemas y de los que sabes que puedes ayudar porque tienes un método que FUNCIONA.?

Así consigues más repercusión:

  1. Tus competidores hablan de ti, bien o mal, pero hablan de ti.
  2. Los competidores de tus clientes hablan de ti, bien o mal, pero lo hacen.
  3. Generas opinión y debate, saben que tu funcionas pero no saben por qué y como, la gente te querrá imitar, intentarán copiarte.
  4. Consigues que se acerquen a ti, bien para que les ayudes, bien para robarte información de cómo trabajas.

Porque no nos equivoquemos, OFENDER es humillar o herir el amor propio o la dignidad de alguien, o ponerlo en evidencia con palabras o con hechos.

¿O hay mejor resultado y opción que el ofender con hechos, con ventas, a la competencia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s