“El Devorador DeLibros” el concurso de @Que_leer y @EdicionesMaeva del que todos les gustaría ser protagonista

Concurso en redes sociales El devorador de libros
Concurso El devorador de libros

El pasado 18 de septiembre y de manera casual porque soy lector de la revista, participé en el concurso titulado “El devorador de libros” de la revista QueLeer y en el que sólo a los que fueran seguidores de su página de fans de la revista y mandaran un correo electrónico podrían participar y ganar en uno de los cinco libros.

Todo esto no tendría ninguna relevancia si no fuera, que otra empresa relacionada con la lectura tuviera un gran lío relacionado con otro concurso realizado en las Redes Sociales que, como bien relata mi gran amiga y compañera Esther Rodriguez en el artículo Hasta el culo de Facebook, en su Web La Pesadiella.

En su artículo relata y explica con detenimiento el suceso y este no es otra que, entre otros detalles, tenían que contestar correctamente una pregunta y antes de una hora determinada. Todo sería correcto sino fuera porque citaron a los ganadores y no vieron, o eso dicen, que había otra persona que había acertado antes. No hace falta más para que se montara el lío, pero eso ya mejor que os leáis el artículo de Esther, que para eso lo relata de una manera exquisita.

En mi experiencia personal, como ya he comentado, si habéis tenido ocasión de leerlo en mi twitter o en facebook, me enteré ayer que fui uno de los cinco ganadores. Y sí, me enteré ayer, porque fue cuando recibí el premio. Desconozco el motivo, si fue porque me avisaron por correo electrónico y Gmail lo clasificara como e-mail masivo (a veces se agradece) y no me diera cuenta de la noticia o que, simplemente y cosa que creo la más acertada, no hicieron eco de la noticia para que me llevara la sorpresa.

No sé si fue la forma más correcta, pero dar un factor sorpresa, como me ocurrió hace unas semanas con Amorino Valencia, para mi es una de las mejores opciones de un concurso.

Ojo, no digo que la formula sea que el ganador se entere de ello una vez obtenga el premio, sino de que el concurso tenga este “aroma” y desvelo sin que los protagonistas sepan al 100% que puede ocurrir.

Y hablo con conocimiento de causa, no recuerdo cuando, si antes del verano o ya en el 2011, pero participé en otro concurso relacionado con la literatura (como no) y en el que el premio era un libro de terror. No me preguntéis, pero no recuerdo más datos. Motivos podrían ser muchos, principalmente porque recibí como dos correos electrónicos y varios tweets recordándome que había ganado e incluso un mensaje privado por twitter para que hiciera promoción. Sé que hace unas horas he comentado en perfil privado de facebook (o página publica no recuerdo) que no recordaba estos detalles pero me he molestado en buscarlo porque sé que hice caso omiso al premio, es más creo que acabé regalando el libro.

Como veis, ya no es un caso de mala promoción con “La casa del Libro” sino varios. Pero que en ocasiones, si se plantean correctamente funcionan. En este último concurso que participé, simplemente era un premio de Ediciones Maeva para promocionar su último libro El devorador de Libros de Rebecca Makkai y en el que usaron la revista Que Leer y sus lectores habituales como medio. El anterior mencionado era para conseguir fans sin importan que tipo de seguidores, simplemente “captación” y aumento de seguidores, para mi todo un error.

El devorador de libros - Ediciones Maeva
El devorador de libros – Ediciones Maeva

Es más, con este factor sopresa, sí no sólo me sorpendieron sino que consiguieron que les felicitara y avisara públicamente a la editorial y a la revista de manera pública por twitter, hablara con la autora también por este medio, y realizara diferentes interacciones en facebook sobre el tema. ¿Hay diferencias en realizar un concurso de una manera correcta no?

Anuncios

2 thoughts on ““El Devorador DeLibros” el concurso de @Que_leer y @EdicionesMaeva del que todos les gustaría ser protagonista

  1. El lío que se organizó, fue por un total desconocimiento del funcionamiento de las redes sociales por parte del empresario. El creo que es el único responsable de todo lo sucedido. Ya no es la falta de formación en sí. Es que el empresario, ni siquiera utiliza los créditos o el dinero que se destina a formación en las nóminas de sus empleados, porque aunque el curso, o la formación a medida para sus empleados, le saldría gratis, al tener que ser ésta dentro del horario de trabajo, no quiere que sus empleados "pierdan el tiempo".
    Y así les va…
    Excelente aportación Lucas 🙂

    Me gusta

    1. No sabía que había llegado a tanto sus comentarios… espero no convertirme en un empresario igual de egocéntrico. No digo de ser el más guay del paraguay como hace una CEO que todos conocemos pero ni tanto ni tan calvo. Gracias por tus comentarios. 😀

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s